Av. Colón 2034 - Tel/Fax (0223) 4955574 - (223) 6155591 - facebook

Actualidad Inmobiliaria

02 de Septiembre de 2011

Proponen hacer una consulta popular por el avance de los edificios sobre casas y chalets

El concejal Leandro Laserna dijo que de ser así "sectores minoritarios" de la construcción comprenderían "que su interés de lucro no puede estar por encima del interés general".

 

El concejal de Acción Marplatense Leandro Laserna pidió que el intendente Gustavo Pulti convoque a un plebiscito para que los marplatenses opinen sobre si están de acuerdo o no con "que se permita la demolición de casas y chalets típicos" en los barrios más tradicionales de la ciudad para que puedan ser reemplazados por edificios. Laserna consideró que de este modo los vecinos "tendrán la posibilidad de expresarse" dejando en claro cuál es su postura y eventualmente "darle un aval a la política desarrollada por la actual gestión" para tratar de encauzar el destino y las características de las nuevas inversiones inmobiliarias. Con la realización de un plebiscito, los marplatenses "van a tener la posibilidad de manifestarse sobre un tema respecto del cual otras generaciones no tuvieron la posibilidad. A nuestros padres o abuelos nadie les preguntó si estaban de acuerdo con que se tiraran abajo chalets de un enorme valor para construir edificios y hoy lo lamentamos. En cambio si los vecinos hoy pudieran expresarse dejarían en claro cuál es su postura", sostuvo Laserna.

El concejal dijo que para poder llevar a la práctica una consulta popular, su propuesta debería ser avalada por el resto de los concejales y por el jefe comunal, a quien ya le comentó su idea y habría dado un guiño favorable para avanzar con la implementación de la medida.

La iniciativa fue planteada en medio de la controversia pública existente entre el municipio y sectores ligados a la industria, que en los últimos meses vienen cuestionando abiertamente el funcionamiento administrativo de la Secretaría de Planeamiento y objetando algunas de las nuevas normas de regulación para la actividad, muchas de las cuales, tienen un marcado sesgo proteccionista.

Laserna consideró que la realización de un plebiscito permitiría entre otras cosas "explicitar cuáles son los verdaderos intereses en juego" ya que -a su juicio- mientras que "la gran mayoría de los vecinos quiere que la construcción se desarrolle en un marco razonable" existe "un sector minoritario dentro de la industria que quiere sacar el máximo jugo posible a su ganancia".

Laserna no tuvo dudas en que el resultado de una consulta popular será en favor de la conservación de las casas y chalets. "Creemos que la mayoría de los vecinos, así como la mayoría de los empresarios de la construcción están de acuerdo con preservar la identidad de la ciudad. En nombre del progreso hemos visto cómo se han borrado barrios enteros y el compromiso del Estado es el de la preservación de los barrios. Prueba de eso es que esta gestión promovió ordenanzas para estimular la actividad y la mano de obra, pero en los lugares en los que se genere un progreso auténtico, sin provocar un impacto negativo en el medio ambiente, la calidad de vida de los vecinos y el patrimonio de los barrios", sostuvo.

Obras frenadas

Por otra parte Laserna se refirió a algunas de las quejas realizadas en los últimos tiempos por colegios profesionales y por entidades como el Centro de Constructores por las demoras en las respuestas a los trámites de construcciones que están en proceso dentro de la comuna. Si bien admitió que en muchos aspectos el funcionamiento del área de Planeamiento "debería ser corregido", aseguró que actualmente "si hay obras paradas" obedece a que en muchos casos se trata de emprendimientos "que están en la ilegalidad, están a la espera de excepciones que no han sido concedidas o que claramente afectan la identidad de los barrios".

Asimismo Laserna consideró que además de dejar asentada cuál es la posición mayoritaria de los vecinos respecto de esta problemática, la realización de una consulta de estas características tendría otros efectos.

"Un plebiscito le daría un sustento importante a la política que viene implementando el intendente" al mismo tiempo que permitiría que "un sector minoritario de la industria de la construcción comprenda cabalmente cuáles son los deseos de toda la ciudad y que comprenda que su interés de lucro no puede estar por encima del interés general". Finalmente el concejal destacó que otorgarles a los marplatenses la posibilidad de que opinen respecto de este tema "sería un muy buen ejercicio democrático" cuyos costos bien valdría la pena afrontar. "Hay que evaluar cuáles fueron los costos que ha tenido para la ciudad no haber tenido un rumbo claro en los últimos años y pensar en los beneficios que tendría poder contar con una clara manifestación de la gente para definir qué hacer con nuestra identidad, historia y patrimonio cultural", afirmó.

 

Actualidad Inmobiliaria

Más Notas

Consultar

Complete el formulario consultando por esta propiedad y le responderemos a la brevedad. Gracias por comunicarse con Sanz & Ordoqui Propiedades.